Relaciones significativas en el desarrollo personal

El desarrollo personal no está ajeno a la vida en sociedad, como seres humanos, nos relacionamos en un hábitat de competencia continúa con quienes persiguen nuestros mismos objetivos.

Un logro alcanzado por más de alguno en relación a una meta determinada, demuestra  que los objetivos son alcanzable, pero, ¿por qué sólo algunos logran lo que se han propuesto?

Un amigo en el proyecto

El egoísmo nunca ha sido amigo de la prosperidad, investigaciones han demostrado que en la mayoría de los casos de personas de éxito, se encuentra una actitud social de compartir sus proyectos con quienes se está más cerca; Steve Jobs, Mark Zuckerberg, Larry Sergey, por nombrar algunos que no comenzaron solos.

Está más que comprobado la importancia de una relación de apoyo en los ejemplos anteriormente mencionados.

Brooke Feeney directora en Carnegie Mellon University  en psicología, destaca la importancia de las relaciones de apoyo en personas creativas que buscan alcanzar sus objetivos. En esa búsqueda se enfrentarán a un tenaz enemigo como el estrés, y una serie de posibles adversidades. Pero enfrentar a dichos enemigos acompañado de una relación firme y establecida, permite salir airoso de cualquiera de esos peligros. Todo gracias a la persona que se relaciona, entiende y se suma a tu proyecto, con el único afán de verlo realizado.

No estar sólo en un proyecto personal de envergadura, significa sentir la compañía de alguien que ayuda a aprender, crecer, explorar, alcanzar metas, cultivar nuevos talentos, e incluso encontrar un nuevo significado a la vida.

Bienestar

Cuando se trabaja sabiendo que hay alguien al lado que cree en tu proyecto, y muestra su apoyo en gran medida, se presentan componentes de un bienestar hedónico; como felicidad y satisfacción. Se suman a esto, un bienestar eudaimónico, que significa, tener un propósito significativo en la vida, progresar en busca de nuevas metas, vivir una vida con significado. En esa misma dirección se encuentra el bienestar psicológico, que se ve reflejado en una autoestima positiva, que desarrolla un bienestar social que acrecienta la confianza en los demás. Cuando todo esto funciona producto de una buena relación de apoyo, el bienestar físico, como consecuencia de lo anterior, también se ve reflejado con resultados a favor.

Fruto de la confianza

Es importante conocer el tipo de persona que se encuentra a nuestro lado, cuando eso es positivo, se ve y se siente una relación estrecha, que funciona bien, el apoyo es intrínseco, y se muestra con hechos que se ven aún en lo más cotidiano.

Conocer una persona, significa tenerle confianza, aquella confianza que se logra a través de una convivencia genuina, que se forja en las buenas y en las malas, que sabe distinguir muy bien el gris del blanco y el negro. Una relación de conocimiento mutuo, por medio de la experiencia conjunta en acontecimientos límites.

Toda buena relación, se acrecienta cuando forma parte de algo significativo; estar al lado de alguien, no es sólo pasar el momento, o retribuir un favor otorgado; estar al lado de alguien significa, estar ahí para ayudar, (ayudar significa que hay más de uno) para escuchar más que oír,  para hablar con palabras que animen y sepan dibujar sonrisas, cuando la adversidad se pueda estar anunciando.

@AlexPonceAg

Si te gustó este post comparte el enlace y participa dejando tu comentario, también te puedes suscribir al blog, es gratis!

También te podría gustar...

Suscríbete al Blog

Suscríbete al Blog

Recibirás una vez al mes los mejores artículos en tu correo.

¡Hecho!